Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

Y ciertamente no tengo que persuadirlo para hacer Su perfecta voluntad en mi vida, porque el cumplimiento de Su buen plan es la razón por la que nací.

Durante años he cooperado con Dios creyendo que recibiría.  Me imaginé como una dueña de negocio exitoso cuando todavía estaba trabajando literalmente sobre el piso (porque no tenía dinero para muebles o para una oficina).

 

Me imaginé viviendo en una casa en la playa, cuando estaba viviendo en un diminuto apartamento, sin tener al menos un refrigerador. 

 

Me vi conduciendo un Mercedes convertible, mientras conducía un cacharro viejo que había comprado en una chatarrería.

 

Cuando estaba con sobrepeso me imaginaba treinta y cinco kilos más delgada

.

LLAVES  PARA  LA  ORACIÓN  CONTESTADA

Cuando mi esposo tuvo una infección que amenazaba su vida como resultado de una cirugía después de un accidente y los médicos me dijeron que no sobreviviría, me imaginé a mi esposo y a mí, caminando de la mano en la playa cuando estuviéramos en nuestros ochenta años.  Mantuve la visión constantemente en mi pensamiento, día y noche, y le hablé a menudo sobre ella.

 

Finalmente, me convertí en una mujer de negocios de éxito, viviendo en una casa con vista al océano y conduciendo los coches que imaginé. 

 

Mis oraciones por mi esposo también fueron contestadas; está completamente sano.  ¡Alabado sea el Señor! 

 

Y caminamos en la playa semanalmente y planeamos continuar haciéndolo cuando tengamos ochenta años de edad.  

Por Rhonda Sciortino

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now