LLAVES  PARA  LA  ORACIÓN  CONTESTADA

Por Rhonda Sciortino

Mi jefe me hizo ver como si las Escrituras que se habían hecho hace más de dos mil años, se hubieran hecho específicamente para mí! 

 

Después de que él terminó de orar, el dolor de cabeza había desaparecido, y sorprendentemente, después de diecinueve años de usar gafas o lentes de contacto, ya no necesitaba lentes para ver!

Esa experiencia cambió mi vida en muchas formas.  Además de los beneficios obvios del dolor insoportable que se había ido y de ya no necesitar gafas para ver el reloj en la mañana, tuve la evidencia palpable de que Dios puede y sí interviene en nuestras vidas de manera significativa y medible. 

 

Todo mi sistema de creencia se volvió al revés. 

Sin embargo, las preguntas de por que Él no había detenido el abuso de mi infancia permanecieron en mi mente.

Desde ese día, años atrás, hasta hoy, he estudiado con ahínco la palabra de Dios para tratar de averiguar por qué algunas oraciones reciben respuestas y otras no.

 

Por qué algunas personas experimentan una vida de angustia insoportable y otros viven en bendiciones tremendas.

Las personas que disfrutan una vida de bendiciones saben que todavía puede haber desafíos o dificultades que enfrentar.  Pero puedes estar seguro que con cada desafío o dificultad, hay una oportunidad para orar en nuestro camino a través de una mayor profundidad de la fe.

Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now