LLAVES  PARA  LA  ORACIÓN  CONTESTADA

Por Rhonda Sciortino

que viven en naciones subdesarrolladas u oprimidas, donde parece que no hay salida, Dios parece ser alguien arbitrario si uno no cree para nada en Dios.

La oración no siempre da como resultado las respuestas específicas que nos gustaría tener; de hecho, a veces la respuesta parece ser muy diferente de lo que habíamos esperado. 

 

¡Pero otras veces los resultados son mejores de lo que pedimos o imaginamos! 

 

Pero en todos los casos, la oración nos conecta con Dios.  Cuando nos conectamos con Dios por medio de la oración, aprovechamos Su guía, paz y sabiduría.

Hay un Dios, y Él ha dado a cada uno de nosotros una “Misión en la vida”.

De hecho, hemos sido creados específicamente para el cumplimiento de nuestra misión única. 

 

En Efesios 2:10 leemos:  “Porque somos obra de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que nos ocupáramos de ellas.”

Nuestras Misiones de Vida son dramáticamente diferentes, y nadie más es capaz de cumplir lo que hemos sido llamados a hacer. 

 

Así que, ¿cómo determinamos nuestra misión?  ¡Lo adivinaste!  Lo hacemos por medio de la oración. 

 

La oración nos conecta con nuestro Creador---El que nos creó y creó el trabajo que estábamos llamados a cumplir específicamente.

Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now