Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

Da gracias a Dios por adelantado del tiempo en que realmente veas tus oraciones contestadas. Alábale por las oraciones que aún no puedes ver.  Esto demuestra que creemos en Él y en Su capacidad y deseo de responder a nuestras oraciones.

Por ejemplo, imagínate que compraste un billete de lotería y después, al día siguiente, revisaste los números publicados en el periódico.  ¡Imagina que para tu sorpresa, todos tus números fueron publicados como el ganador de un premio mayor de $10,000,000 el premio gordo!  ¡Lo más probable es que llames a todos tus familiares y amigos, uno tras otro, y emocionadamente anuncies que haz ganado la lotería!  Puedes organizar una fiesta, ir a comprar un auto nuevo, llamar a tu amigo agente de bienes raíces para comenzar la búsqueda de una casa nueva, y considerar cómo serás capaz de ayudar a tus seres queridos que están en necesidad.

En otras palabras, empezarías naturalmente a pensar en todas las formas en que tu nueva riqueza podría cambiar tu vida.  ¡Todo esto y aún no has recibido un solo dólar todavía! 

LLAVES  PARA  LA  ORACIÓN  CONTESTADA

Por Rhonda Sciortino

LLAVE No. 9: DA GRACIAS A DIOS POR ADELANTADO (1)

Tu anuncio y los planes, se hacen sobre la base de tu fe de que los fondos son tan buenos como ya tuyos, siendo que los números en tu boleto de lotería ahora coinciden con los números publicados en el periódico.

 

De la misma manera ocurre con la oración.  Si realmente creemos que hay un Dios, y creemos que Dios es capaz de responder a nuestras oraciones, y que Dios quiere responder a nuestras oraciones, y que nuestras oraciones no se basan en motivos equivocados, egoístas, etc., entonces por supuesto, podemos creer que la respuesta, como el dinero ganado de la lotería, pero aún no recibido, está en camino.  Las respuestas que sabemos están en camino son causa de dar gracias a Dios.

Debemos alabar a Dios no solo porque le agrada, sino también porque hay que recordar que Dios nos escuchó y está haciendo arreglos para traer la respuesta a nuestras oraciones en el momento exacto. 

 

Su tiempo es siempre perfecto (Ec. 3:11).  Nunca llega tarde, pero tampoco llega antes de tiempo.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now