LLAVES  PARA  LA  ORACIÓN  CONTESTADA

Por Rhonda Sciortino

LLAVE No. 8: HAZ ALGO MIENTRAS ESPERAS (3)

Muéstrate dispuesto a obrar, como hizo Naamán, yendo al agua siete veces.

 

Todo lo que Dios te dirige a hacer, así sea como que es algo que no tiene respuesta, que es irrelevante o insignificante, sea como sea que pueda parecerte, hazlo.

 

Hacer lo que Dios te dirige a hacer demuestra que estás  asumiendo la responsabilidad de tu parte y estás dispuesto a cooperar.

“Apersónate” de tu responsibilidad comenzando hoy, haz algo bueno para ver tus oraciones respondidas. 

 

Por ejemplo, las personas que no están dispuestas a renunciar a los cigarrillos, el alcohol, el azúcar y una dieta rica en grasas, probablemente no deben esperar orar para que Dios milagrosamente los haga más sanos sin tener que renunciar a las cosas malsanas. 

 

Esto no es para desalentar a la gente y que no ore por su salud. Pero la gente en esta situación tendría mucha más probabilidad de recibir las respuestas a sus oraciones después de orar pidiendo la fuerza para renunciar a las cosas que pueden estar contribuyendo a sus problemas de salud.

Independientemente de tu situación actual, puedes hacer algo, como beber más agua. 

 

Si deseas perder peso, comienza hoy a comprometerte a caminar un número determinado de pasos todos los días, o a dejar al menos un bocado de comida en tu plato.

Hay un viejo proverbio Africano que dice: “Cuando ores, mueve tus pies”.  Todos podemos hacer algo ahora mismo para mostrarle a Dios que estamos dispuestos a poner de nuestra parte para hacer realidad nuestro milagro. 

 

San Ignacio de Loyola lo expresó muy bien cuando dijo:  “Oren como si todo dependiera de Dios, porque lo es.  Pero trabajen como si todo dependiera de ustedes, porque lo es”.

Si no tienes idea de qué hacer para dar un salto de fe, o si no hay nada que sepas hacer que te mueva más cerca de la oración contestada, pídele a Dios que te guíe y determine ahora qué es lo mejor que debes hacer para vivir rectamente. 

 

En Isaías 58:6-9, Dios está esencialmente diciendo que la vida correcta abre el camino a la oración contestada. 

Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now