LLAVES  PARA  LA  ORACIÓN  CONTESTADA

Por Rhonda Sciortino

LLAVE No. 5: APLICA LA PALABRA DE DIOS (3)

constante:  Dios pone el amor, la paz, la alegría, la sabiduría, el discernimiento, la misericordia y mucho más a disposición de todos los que le buscan y le obedecen fielmente.

Muchos textos incluyen una condición, así que prepárate para ser obediente a la condición. 

 

Por ejemplo, el Salmo 35:27 dice que Dios se deleita en la prosperidad de Sus siervos. La condición aquí es que sirvamos a Dios.  No podemos hacer lo que queremos hacer, ignorando la voluntad de Dios y su buen plan para nuestras vidas, y luego esperar que Dios se deleite en nuestra prosperidad.

Por ejemplo, si el plan de Dios es que seas un trabajador social, pero tu plan es ser músico, Dios no va a despejar el camino a tu éxito como músico. 

Esto no significa que Él no te ame o que no disfrutarás de la vida eterna con Él en el Cielo cuando mueras, sino que significa que no vas a cumplir el buen plan de Dios para tu vida y tener todo lo que Él quiera que tengas, que viene junto. 

La idea de repetir los textos de la Biblia como oración no es nueva.  La oración más conocida en la historia del cristianismo, comúnmente referida como “La Oración del Señor”, ha sido repetida diariamente por millones de personas desde que Jesús pronunció esas palabras hace dos mil años. 

 

Las Escrituras llenan nuestros himnos y libros de oración.  Cuando pronunciamos la Palabra de Dios, nos alineamos con la voluntad de Dios.

Así, encuentra textos en la Palabra de Dios que apoyen lo que quieres que

Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now