Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

Sin embargo, ten cuidado cuando tomes un texto fuera de contexto.  Pídele al Espíritu Santo que te guíe y Él te dirigirá a Su Palabra, que cambiará tu vida.

Cuando la enfermedad u otra adversidad intente interferir con tu vida, pronuncia las palabras del Señor declaradas a ti, “Ningún arma tomada contra mí me derrotará” (Isaías 54:17 parafraseado).

 

Cuando sucede algo perturbador o decepcionante, declara: “Mi Dios hace todas las cosas para mi bien, porque yo lo amo y soy llamado según su propósito” (Romanos 8:28 parafraseado).

La Palabra de Dios no fue escrita únicamente para las personas a las que se hace referencia; fue escrita para todos nosotros, no importa quiénes seamos o cuándo vivamos en la historia. 

 

La Biblia dice que Dios no cambia (Mal. 3:6) y que “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos” (Hebreos 13:8). 

LLAVES  PARA  LA  ORACIÓN  CONTESTADA

Por Rhonda Sciortino

LLAVE No. 5: APLICA LA PALABRA DE DIOS (2)

Así, la Palabra de Dios es tan relevante y poderosa para nosotros hoy, como lo fue cuando fue escrita originalmente.

La Palabra de Dios también dice que Dios no muestra ningún favoritismo (Hechos 10:34), lo que significa que Él responde igualmente a la fe de cada persona.

           

Una persona de gran fe recibe grandes resultados. Una persona de poca fe recibe pocos resultados.

 

Es tentador señalar las circunstancias desesperadas y las Misiones de Vida individuales como prueba de que Dios tiene favoritos. 

 

Pero a pesar del mal que existe en el mundo y de nuestra propia libertad de tomar decisiones que no son las mejores para nosotros, Dios tiene un buen plan para cada uno de nosotros. 

 

El plan de cada individuo puede parecer muy diferente, pero una cosa es 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now