LLAVES  PARA  LA  ORACIÓN  CONTESTADA

Por Rhonda Sciortino

Hijo de Dios que murió por nuestros pecados.

 

Pasé muchos años luchando en la vida, pensando que si algo bueno iba a suceder, era porque yo iba hacer que sucediera. 

 

Finalmente me di cuenta de que el paso más allá de “creer”, era dar mi control y mi voluntad a Cristo.  Una vez que lo hice, me conecté verdaderamente con Dios y Su buen plan para mi vida.  

 

Las respuestas a mis oraciones comenzaron a aparecer en mi vida, y mis circunstancias comenzaron a cambiar de manera notable.

 

Pero estoy adelantándome. 

Déjame explicar:

 

Jesús dijo que todo lo que seamos capaces de creer que recibimos, podemos tenerlo. 

La clave es cambiar el canal en tu mente, como cambiarías de la misma manera el canal en tu televisión. 

Cuando te encuentres pensando lo peor, entrena tu mente para pensar en lo que deseas.

 

Cuando sientas dolor, en lugar de permitir que tu imaginación evoque imágenes de algún diagnóstico horrible que el dolor podría representar, intencionalmente mírate a ti mismo como totalmente sano y libre de dolor.  Imagínate haciendo lo que el dolor te impide hacer. 

 

Cuando estás experimentando problemas financieros, en lugar de dejar que tu mente vague a los peores resultados posibles de los problemas actuales, intencionalmente mírate a tí mismo prosperar.   Imagínate lo que harás cuando el dinero que necesitas esté en tu cuenta bancaria.

Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now