Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

100 desafíos para lograr la mejor versión de tí mismo(a)

Desafío 9: 

Conversaciones amables fuera del hogar y en el trabajo

Ejemplos de Ronda:

​Me gusta decir "Dios te bendiga" a menudo, aunque a veces la gente me critica pensando que estoy actuando como si una mujer laica estuviera tratando de dar bendiciones sacerdotales!​
Llamé a un compañero de trabajo y me disculpé por estar demasiado nerviosa cuando él estaba tratando de enseñarme algo sobre tecnología. Dijo que estaba bien porque al estar enseñándome estaba aprendiendo a ser paciente con las personas que no manejan la tecnología!

Oración de Ronda:

 

"Dios Padre, tú hiciste mi lengua para hablar bien. Agradezco incluso los errores, porque me están enseñando cuánto necesito crecer en el Camino del Amor en el ámbito de la conversación. Por favor ayúdame el resto de esta semana a hacerlo mejor y mejor con tu gracia."

El pasaje anterior muestra que decir “Dios te bendiga” es algo bueno para todos.
Hoy me di cuenta que hacer preguntas como de una persona santa es mejor que “pavonearse de las cosas de uno”.​
Adquirí un montón de buenos consejos haciendo preguntas en el trabajo. Desde que comparto las comidas con mis colegas y estudiantes aquí en el Colegio Seminario de los Santos Apóstoles, hoy por hoy he aprendido mucho simplemente hablando menos y escuchando más.
También he incurrido en anécdotas con buenos finales, pero llenas de detalles chismosos antes del final, que no eran necesarios para llegar al final felíz.

Consejo de Ronda:

 

"No te desanimes si encuentras que fallaste en superar perfectamente el reto en este día o en los próximos. Un corredor de maratón no renuncia si él/ella tropieza por el camino. Cualquier fracaso puede ser el ímpetu para ver cuánto necesitas orar pidiendo ayuda para este reto en el futuro."

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now