100 desafíos para lograr la mejor versión de tí mismo(a)

Desafío 8 (b): 

Involucrarse solamente en conversaciones amables

¿Qué hay acerca de las “conversaciones” que tenemos en nuestra cabeza? ¿En nuestro tiempo de silencio, quién es nuestro "amigo" secreto, Dios o los espíritus del mal?​
(Por ejemplo, cuando satanás nos ayuda a imaginar palabras vengativas, sarcásticas, palabras que podríamos
utilizar para 'aniquilar' a alguien que nos hiere, o, más bien, cuando el Espíritu Santo nos da sabiduría sobre cómo ayudar a alguien que necesita nuestro consejo consolador.)
El reto de hoy es simplemente observarte a ti mismo(a) y a otros en la conversación y comprobar si tu conversación es verdaderamente sana y positiva o, por el contrario, demoledora, chismosa o poco amable en alguna de las formas mencionadas en la enseñanza, o de otras maneras.
Ejemplos de Ronda:

Sentada a la mesa en el lugar donde enseño, conté esta mañana dos historias edificantes acerca de gracias que la gente recibió para convertirse o cambiar. Luego maticé con bromas. Esto condujo a cada persona a aliviar el miedo de los exámenes y a contar sus propias historias divertidas.
Ten conversaciones empáticas en situaciones difíciles.​ Tuve bastantes conversaciones agradables en la cena, pero durante el almuerzo cometí un gran error, que es probablemente una advertencia. Estaba hablando acerca de la conversión maravillosa de un hombre que era alcohólico y pasó a ser un líder

Católico, solo para darme cuenta que una de las personas sentada a la mesa conocía a este hombre, pero no sabía que fue anteriormente alcohólico.​ Pienso que cuando tratamos de ser mas amables con la ayuda del Espíritu Santo, Él aprovecha la oportunidad para mostrarnos cosas que nunca habíamos pensado.

Oración de Ronda:

 

"Ven, Espíritu Santo de amor, toma el control de mi lengua indisciplinada. Mueve mi corazón para querer usar la conversación para construir, más que para compensarme a mí misma por sentirme herida debido a las humillaciones de otros. Que el sonido de mi voz pueda reflejar suavemente una amorosa bondad."



Consejo de Ronda:

 

"No te desanimes si encuentras que fallaste en superar perfectamente el reto en este día o en los próximos. Un corredor de maratón no renuncia si él/ella tropieza por el camino. Cualquier fracaso puede ser el ímpetu para ver cuánto necesitas orar pidiendo ayuda para este reto en el futuro."

Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now