Una vez que hemos orado y recibido la respuesta a nuestras oraciones, la fe resultante es algo que nunca nos pueden quitar.

Mientras que las llaves que siguen no son una fórmula, sí son indicadores de condiciones para nuestra participación, y pueden desempeñar un papel en las respuestas que Dios desea proporcionar.

 

Como Dios pone un alto valor en nuestra libertad individual, tenemos cierta responsabilidad en recibir respuestas a nuestras oraciones.  Por ejemplo, tener fe en Dios es nuestra elección. 

 

La fe en la capacidad de Dios para responder y Su voluntad de hacerlo, también son nuestra elección.  La fe es activa, no pasiva, y es mucho más poderosa de lo que se suele suponer. 

 

LLAVES  PARA  LA  ORACIÓN  CONTESTADA

Experimentar las bendiciones de Dios de amor, sabiduría, discernimiento, paz, salud, alegría, larga vida, prosperidad financiera y todas las otras evidencias de la participación de Dios en nuestra vida, requiere una participación activa de nuestra parte.  

 

Dios nunca nos forzará.

 

La condición requerida siempre implica algún nivel de fe y voluntad de nuestra parte para cooperar con Dios en Su plan para nuestras vidas.

Incluso entre los cristianos fieles, algunas personas obtienen respuesta a la oración, mientras que otras parecen sufrir mucho y fuerte.  ¿Por qué? 

 

La respuesta está en las claves para responder a la oración como se encuentra en la Palabra de Dios. 

Por Rhonda Sciortino

Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now