Formación para novios y esposos

¿La cruz del matrimonio?

(1 de    8 partes)

“El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, cargue con su cruz

y me siga”

(Mateo 16, 24)

Existe un gran número de matrimonios católicos que viven situaciones dolorosas de conflicto, separación y abandono. Se escuchan con frecuencia opiniones y comentarios en el sentido de que el matrimonio termina siendo una carga, un lastre,  una terrible obligación, un compromiso que no es viable en nuestro tiempo. Incluso hay personas que afirman que los novios echarán a perder su relación si se casan y terminarán amarrados y frustrados para siempre.

¿De dónde viene esta percepción negativa acerca del matrimonio? Pues hasta las bromas que se hacen tienen un matiz sarcástico, ácido, de un humor negro bastante suspicaz.  Es una tendencia que ha persistido desde hace años. Se ha desarrollado intuitivamente una percepción que establece una relación causa/efecto, según la cual, el matrimonio  “por la Iglesia”  es sinónimo de fracaso.

 

Pueden encontrarse también estadísticas que muestran cifras concretas de matrimonios católicos

que han terminado en separación, abandono o conflicto. Esta información, acompañada de una agresiva campaña de desinformación en diferentes niveles, ha calado profundamente en muchas personas católicas, hasta el punto de preferir una unión de hecho, un matrimonio civil o cualquier otro tipo de convivencia, en lugar de aceptar y recibir el sacramento del matrimonio conforme a las enseñanzas de la Iglesia.

Los centros de orientación psicológica y religiosa reciben constantemente casos de infidelidad matrimonial, violencia intrafamiliar, uniones sucesivas que surgieron después de haberse roto una relación matrimonial, conflictos y escándalos por hijos naturales que aparecen repentinamente después de haber pasado años en el anonimato y el silencio, etc.

Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now