100 desafíos para lograr la mejor versión de tí mismo(a)

Desafío 1: 

Agradecer por

las necesidades

Muchos autores espirituales piensan que la clave de la felicidad en la tierra es el agradecimiento por los dones de Dios. Numerosos santos, forzados a un confinamiento solitario por sus enemigos, fueron capaces incluso de regocijarse ante la vista de una pequeña franja de cielo a través de una ventana de sus celdas.

Cuando damos todo por descontado, no vemos esos beneficios como regalos de Dios. Podemos disfrutar lo bueno de esa cosa o de la persona, pero nos falta encontrar la alegría adicional de darnos cuenta de que este bien es un regalo personal de Dios para nosotros.

Ejemplos de la vida de Ronda:

 

Trabajando en el reto de dar gracias a Dios todo el día por las necesidades, empecé, por supuesto, agradeciendo a Dios por las cosas más básicas, tales como alimento, ropa y techo. Esto incluía mi té mañanero, el jugo de ciruela pasa, la avena instantánea con sabor y continué con mis resistentes chaquetas azules de mezclilla, la ropa interior de algodón, hasta la vieja casa donde vivo y todo el camino a la hermosa capilla nueva en El Colegio Seminario de los Santos Apóstoles donde asisto a la Misa diaria.

Pronto extendí mi acción de gracias a las necesidades más triviales, como el papel higiénico. Esto me dió un impulso sorprendente para llenar mis pensamientos con estas oraciones de acción de gracias, cuando mi mente podría, en cambio, llenarse de preocupaciones ansiosas.

Oración de Ronda:

 

"Querido Dios, me doy cuenta que, como no pienso en cómo tú estás proveyéndome a través de los demás, nunca veo quiénes están trabajando duro para abastecer mis necesidades de comida, techo y vestido. Doy todo esto por descontado.  Que el Espíritu Santo me recuerde a cada momento que mi comida, ropa y vivienda son regalos tuyos."

Consejo de Ronda:

 

"No te desanimes si encuentras que fallaste en superar perfectamente el reto en este día o en los próximos. Un corredor de maratón no renuncia si él/ella tropieza por el camino. Cualquier fracaso puede ser el ímpetu para ver cuánto necesitas orar pidiendo ayuda para este reto en el futuro."

Cel.: (57) 301 736 6768  -  (57) 315 405 9409

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now